Más allá de la pandemia

Alicia Paredes Nolasco

¿Cómo serán nuestras vidas después de la pandemia? ¿cómo va a modificarse el comportamiento humano, el comportamiento social? ¿habrá siquiera algo que cambie en nuestra concepción del mundo? Hay visiones variadas que apuntan a estas preguntas, solamente haré mención de tres aspectos de donde partir: el concepto estrenado de nueva normalidad índica que hemos entrado en un curso de vida diferente al de antes; ese antes, esa normalidad puede o no restaurarse; aunque también está la posibilidad del surgimiento de algo totalmente nuevo, y esto no excluye su contra parte, la emergencia de un mundo peor.[1]

Créditos: Joy Malone 

Quienes hemos pasado un confinamiento tan severo sabemos que algo cambió con la pandemia, sin embargo, no es tan sencillo de responder qué es eso que cambió. Al nivel de las relaciones interpersonales la inseguridad al contacto físico ha quedado grabada en la memoria del cuerpo, lo percibo al alejarme de quienes caminan a mi lado, lo confirmo al sentirme en riesgo cuando miro a alguien estornudar, sudar, toser, pasar cerca de mí. Esta sensación no desaparece. La mascarilla y los guantes se han convertido en accesorios esenciales.

Con este antecedente podemos decir que la pregunta de si algo cambiará a raíz de la pandemia lleva sus matices, en singular y en plural. Se espera un cambio  en el comportamiento de los ciudadanos y un cambio en el Estado para con sus ciudadanos, la forma en que pueda darse es todavía incierta. Y probablemente continúe siendo así si la actual pandemia no sirve para dinamitar el problema emergente: la impostergable atención a la forma en que habita la vida biológica en la comunidad política.

Desdoblemos esta tesis, en un amplio sentido significaría dos cosas: 1) considerar que la naturaleza, concepto que coloca humanidad y ecología al mismo nivel de vida biológica, no es una factor externo a la comunidad política sino inherente a ella, y en su defecto que la humanidad no está en una posición privilegiada;  2) que un sólido Estado de bienestar debe contemplarse desde este horizonte, en otras palabras,  que no se límite a valorar la vida cualificada excluyendo de la agenda una vez más la vida biológica en todas sus expresiones.

Las lecciones no aprendidas camino a la nueva normalidad

1.- La pandemia, que lleva en la epidermis el signo del desastre ecológico se ve hasta ahora eclipsada por la crisis financiera que anuncia un panorama desesperanzador a nivel global.

2.- Una nueva vida colectiva que lleve el sello del autocuidado acentuaría las desigualdades, el coste asumido tendría que ser el del abandono del Estado.

3.- La COVID-19 debió su acelerada expansión, en parte a la movilidad internacional: los aeropuertos, lugares de alta concentración y movilidad, fueron de los primeros servicios en suspender operaciones. Hasta el pasado 2 de mayo que me encontraba en España pensaba en un vuelo extraordinario por estar en una situación extraordinaria, tanto el país de salida como el de recepción atraviesan momentos distintos, y gestiones también diferentes de la pandemia. El taxi de transportación al aeropuerto está acondicionado con una lámina de plástico que separa pasajero y chófer, éste lleva una mascarilla FFP2 y guantes; yo llevo guantes y mascarilla sencilla. Al llegar al aeropuerto me reciben dos guardias que me piden que muestre mi reservación, luego me dicen que me incorpore a la fila a metro y medio de distancia. Hay una fila de más de 100 personas delante de mí. Después de dos horas y media de estar formados  dejamos de avanzar, una empleada de mostrador comienza a nombrar cierta número de pasajeros  y los demás seguimos en espera, me salgo de la formación y pregunto el motivo del retraso y la extraña prioridad a otros pasajeros, solo entonces me informan que el vuelo está sobrevendido y no disponen de más lugares, ¿y qué va a pasar conmigo que tengo un vuelo confirmado? Me asignan a un área donde hay más personas esperando a “tener suerte de volar esa noche”. Para este momento ya hay empleados exigiendo que los pasajeros guarden distancia de ellos, la mayoría nos movilizamos de una a otra ventanilla tratando de pescar un lugar  en el vuelo; exigiendo explicaciones y soluciones la espera se convirtió en caos. Más tarde he conseguido un lugar, sin en cambio las cosas no fueron mejores al abordar, se hicieron dos filas que se extendían sin distanciamiento, al ingresar y ocupar no me sorprende que no haya ni una sola silla vacía, incluso hay algunos pasajeros sin algún accesorio de protección; al ingresar solo registran la temperatura. Después de 15 horas con la misma mascarilla y los guantes, decido deshacerme de ellos al aterrizar en México. Desde mi llegada contacto con el personal para solicitar una mascarilla, me dicen que no saben quién es el encargado de ello y me dirigen a otra persona que me dice que ya no tienen, que se les terminaron. Un vuelo sobrevendido, la innecesaria permanencia de pasajeros en la sala del aeropuerto  que no pudieron regresar al país, la falta de medidas no solo de distanciamiento durante el vuelo sino también de higiene. Este ha sido dentro de todo un vuelo extraordinario, ¿cómo controlar la pandemia, evitar un rebrote, si las condiciones de viajes internacionales al día de hoy no son propicias para ello?

4.- La recuperación de un virus altamente contagioso se prolongará en el tiempo a razón de las medidas de cara a la nueva normalidad. Y posiblemente no exista un después de la pandemia, tal vez no se dé una próxima pandemia.

Ciudad de Puebla, 13 de mayo de 2020


[1] Francisco Fernández-Jardón,  Juan Carlos Velasco, “Crisis pandémica y aceleración de la historia”, consultado en  https://theconversation.com/crisis-pandemica-y-aceleracion-de-la-historia-136171

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s