Disciplina social contra la pandemia

Alicia Paredes

El estado de alarma convocado por la mayoría de los países afectados por la pandemia tiene como referente inmediato poner en cuarentena a la población. Los espacios públicos lucen desiertos y la sensación de caminar las calles es la de estar en riesgo latente, pues salir de casa significa exponernos a un virus omnipresente. El tiempo de cuarentena varía de país a país, algunos se adelantan a comunicar una cuarentena de un mes con tendencia a dos, otros la establecen de manera indefinida, y los que dictan cuarentenas quincenales prolongándolas, según la evolución del problema sanitario. Las cuarentenas son la verdadera incertidumbre de la población, estar en casa es ya un malestar generalizado.

Créditos: EFE

El gobierno de España demanda disciplina social con la instauración de esta medida excepcional y señala que “el heroísmo consiste en lavarse las manos y quedarse en casa”. Hay una cierta ambigüedad detrás de esta solicitud: es cierto que nos enfrentamos a una situación problemática sin precedentes, mas no por ello el Estado debe hacer caer a sus ciudadanos en ciertas facultades de protección y autorregulación propias de su investidura.

Sin caer en el mitologema hobbesiano, el interés de la población ahora es preservar la vida. Cuando la vida esta tan expuesta, por una parte a un virus impredecible, y por otra parte, a un gobierno que no garantiza la protección a través de la salud pública, no queda más que hacer un llamado urgente a la disciplina social. Entonces, no sabemos qué funciona para mitigar la pandemia y qué no, si llevar mascarillas o no: no sabemos quién tiene el virus y quién no, si quienes reciben el alta han adquirido inmunidad o pueden enfermar nuevamente, si en caso de enfermar se recibirá atención médica o no. Así es como la autoprotección y autorregulación se imponen como la única forma de controlar el número de contagios y  el número de muertes causados por el virus. La población está en el limbo, siendo acosada la mayor parte del día con información oficial y extraoficial; la disciplina social viene en forma de paranoia.

Es fácil salir de casa y desplazarse a la residencia de familiares o amigos, no hay un control exhaustivo de la policía que esté monitoreando el movimiento de la población, es la población la encargada de vigilarse así misma. Gran parte de violaciones a la cuarentena son reportadas por los vecinos del infractor en cuestión. El discurso bélico que se ha articulado en torno al virus, el enemigo silencioso, ha sembrado miedo en la población al grado de estar en alerta máxima ante cualquier evento que represente un riesgo por más mínimo que éste sea.

Giorgio Agamben

El trasfondo de la actual crisis sanitaria plantea la tarea fundamental de todo ser político: cuestionarse en qué forma habita la vida biológica en la comunidad política, de qué manera el mero hecho de existir, de ser carne viviente, carne que respira, tiene lugar en la comunidad política. Situando el pensamiento de Giorgio Agamben, la pareja categorial que debería explorarse a propósito de la pandemia no es la de amigo-enemigo, sino la de nuda vida-existencia política. [1]

No hay heroísmo en quedarse en casa, lo que hay es un miedo irrefrenable a exponerse a una enfermedad mortal, la ansiedad por volver a transitar y ocupar los espacios públicos, le necesidad de recuperar la normalidad. Tampoco tiene sentido hablar de un enemigo en la lógica de la enfermedad por el nuevo coronavirus, pero sí reconocer que hay un problema pendiente por pensar: la relación que guardan los seres humanos con la naturaleza.

Madrid, 8 de abril de 2020.


[1] Véase Giorgio Agamben, Homo sacer I. El poder soberano y la nuda vida, Pre-Textos, Valencia, 2016.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s